• Mi blog...

    lunes, febrero 24, 2014

    Esta guerrita fría

    Lo que está pasando en Venezuela puede tener "orígenes" más allá de sus fronteras.

    Esta guerrita fría -www.rjgm.net-

    La antigua URSS implosionó hasta su desaparición. Pero se transformó en una economía capitalista semi-controlada de relativo éxito. Si comparamos su situación de potencia actual con la de su pasado ensayo socialista-extremo y fracasado, veremos que ahora es un país con una economía sustentable que no necesita empobrecer a su población gastando sus recursos en la defensa de su modelo político.

    Los EEUU eran más poderosos e influyentes en el mundo bipolar que en este pretendido (por ellos) mundo unipolar. Al final, la lucha por la unipolaridad ocurre en tantos frentes que no les es posible controlarla. La bipolaridad era antes la excusa para la hegemonía, la hegemonía es ahora el argumento para la multipolaridad. A pesar de la pérdida de la hegemonía y las crisis capitalistas periódicas que sufren "los gringos" siguen siendo una potencia exitosa.

    Los que sí perdieron con seguridad, fueron aquellos países que en el medio de esa guerra fría se transformaron en los escenarios de los combates geoestratégicos que libraron las superpotencias, disfrazados de guerras civiles y conflictos internos: las Alemanias (de entonces), Corea, Cuba, Nicaragua, El Salvador, Afganistán, Vietnam , y algún otro que ahora no puedo evocar. 

    Esos estados fueron devastados y brindaron inútilmente el mayor número de muertos de la guerra fría.

    ***

    Y la guerra fría terminó.  

    Después de la guerra fría y durante la primera década del siglo XXI, los EEUU libraron "guerras frías locales" contra los estados residuales del esquema soviético. En América, por ejemplo, con Cuba. Una Cuba arruinada por el abandono de los rusos, por su propia gente y re-arruinada por un bloqueo económico sostenido por los EEUU. 

    Los tiempos cambian.

    Cuba sobrevive… con la ayuda material de Venezuela. 

    Los EEUU se calman… van logrando, negociando con Cuba, el regreso al “american way” que los de la isla van aceptando poco a poco, conforme avanza la edad del mayor de los Castros. 

    Pero Venezuela se ha transformado en el país que está brindando los recursos y los muertos al final de esa guerrita entre enemigos que están a punto de darse un beso. 

    Los venezolanos no parecen tener conciencia del asunto geoestratégico, los problemas cotidianos del paupérrimo “cuban way” que nos afecta y nos enferma nos tiene pendiente de lo inmediato. Por eso, algunos presuntamente han permitido la actuación directa (invasión) de los cubanos en la represión criminal a las protestas desde el Gobierno (en eso de reprimir deben ser muy buenos los isleños) y otros han pedido la intervención (la  invasión-otra diría yo) de los EEUU para reprimir a la represión. 

    Caímos, como país, en la triste situación de ser el escenario de una “guerrita fría local” en fase terminal, un conflicto pasional que ni siquiera protagonizamos pero que nos arruina y nos mata.

    Lástima, antes eso no hubiera ocurrido. 

    Mientras, la frase genial del poeta cumanés retumba en la conciencia de los pocos que la hemos leído: 

    "¡Que cada pueblo resuelva sus problemas, elija sus gobiernos y derribe a sus tiranos!"
    (de Andrés Eloy Blanco)


    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario


    Lo + de la semana

    Lo + del mes

    Lo + del año