• Mi blog...

    viernes, mayo 02, 2014

    Aumento salarial 2014 ¿"Rescate" del poder adquisitivo?


    Prolegómenos

    El presidente venezolano anunció el pasado 29 de abril que el aumento de salario mínimo correspondiente al año 2014 sería de 30% a partir del mes de mayo. En su discurso afirmó que era un aumento que “rescataba” el poder adquisitivo de los venezolanos, o por lo menos de los que devengan salario mínimo (según cifras oficiales estos son más de 50% de la masa trabajadora). 

    Me propongo determinar si realmente este aumento “rescata” el poder adquisitivo de los afectados. Tal es la intención de estas (im)precisiones.

    La siguiente gráfica compara las variaciones de los precios con las variaciones salariales desde enero 2013 e intenta proyectar esas variables hasta finales de 2014.


    Prolepsis (y supuestos)

    1.- Œteris paribus (como siempre).

    2.- Parto (arbitrariamente) de enero 2013 como mes base; en el cual igualo los índices salariales y de precios. A partir de ese punto registro los acumulados de ambos índices. Esto reduce el objetivo a determinar si el aumento “rescata” el poder adquisitivo en relación al que se disfrutó en el mes base. Hago abstracción deliberada (no la niego) de la presumible pérdida del poder adquisitivo anterior a este periodo, para simplificar el proceso.

    3.- Supuestos para el comportamiento de la inflación para el periodo abril-diciembre 2014

    (a) ESCENARIO 1: Las variaciones de los precios siguen la tendencia lineal registrada desde enero 2013 hasta marzo 2014. La proyección se realizó por estimación MCO con una altísima bondad de ajuste (R2=0,992) (línea puntuada roja).

    (b) ESCENARIO 2: Las variaciones de los precios siguen la tendencia marcada por el comportamiento mostrado durante el primer trimestre del año 2014 (línea verde).

    (c) ESCENARIO 3: Se basa en el hecho de que la tendencia de la inflación anualizada del trimestre 1-2013 (36%) tuvo una diferencia de 20% respecto a la inflación acumulada real 2013 (56,2%). Para el trimestre 1-2014 la inflación anualizada es de 47%; es razonable suponer que, si las condiciones no cambian significativamente, la inflación real 2014 podría alcanzar 67% (línea azul clara).

    4. Uso solo información oficial.

    5. No habrá más aumento salarial en 2014 (es un supuesto previo al análisis, basado en el discurso oficial).

    6. El resultado de este análisis solo es aplicable a los que devengan salario mínimo, el aumento decretado no es un aumento general de salarios. Las personas que devengan otros salarios evidentemente están fuera del alcance de estas líneas (inclusive, en base a su experiencia, pudiera parecerle incorrecto este análisis).

    Alegatos

    Entre enero 2013 y marzo 2014 (datos reales)

    Se puede observar en la gráfica, durante el periodo ene-2013 mar-2014, el hecho más característico del poder adquisitivo de los asalariados venezolano: los salarios crecen a un ritmo menor que los precios (degenerándose el poder adquisitivo) con incrementos periódicos de ajustes salariales donde se “defiende” u homologa (no rescata) el salario mínimo, con efectos puntuales, es decir efectos que solo duran el momento del aumento salarial (ver meses may/jun-2013 y ene/feb-2014).

    Estos puntos donde la variación de precios es alcanzada por los incrementos salariales no implicaron “rescate del salario” puesto que en el periodo la línea de precios (roja continua) siempre estuvo por encima de la línea de salarios (línea azul).

    Tiene vigencia aún aquella frase atribuida al economista Petkoff: “el salario sube por las escaleras y la inflación por el ascensor”… (Miren bien la gráfica y verán que esto no es tan metafórico).

    Entre abril 2014 y diciembre 2014 (salario real, inflación proyectada)

    Para evaluar el argumento de la “defensa del salario” a partir del aumento del 2014 planteo tres escenarios:

    Escenario 1.

    Es el escenario más favorable para el discurso presidencial, lamentablemente es el menos probable de ocurrir. La proyección lineal de los precios (marcada con línea puntuada roja) sugiere que efectivamente habría un rescate temporal del poder adquisitivo (línea azul por encima de línea puntuada roja), en otras palabras, considerando el supuesto 2, los asalariados estarían por encima del poder de compra que tenían en enero de 2013. Esta ilusión de “rescate” se daría en el periodo comprendido los meses de mayo y noviembre de 2014. Ya para diciembre el efecto del aumento se habría diluido.

    Escenario 2.

    Es un escenario un poco más realista que el anterior, pero con el defecto de que no recoge la incidencia del ciclo intra-anual de los precios, ni la inflación estocástica (por ejemplo, la incidencia que el mismo aumento tendría en la inflación). En este escenario también se daría cierto rescate del poder adquisitivo, que ocurriría entre los meses de mayo y agosto del presente.

    Escenario 3.

    Es obviamente el escenario menos favorable para el discurso del “rescate del poder adquisitivo”, porque el periodo de regeneración del salario se limita a los meses de mayo y junio, a partir de allí, los venezolanos que ganan salarios mínimos, estarían perdiendo poder adquisitivo respecto al que tenían en enero 2013.

    Resultado

    Sí hay un rescate del poder adquisitivo tras el aumento salarial decretado recientemente; sin embargo, este efecto (o ilusión) tendrá una duración de meses. Para el mes de junio, en el peor de los casos, o noviembre, en el mejor, el poder adquisitivo de los asalariados venezolanos que devengan salario mínimo volvería a ser inferior al disfrutado en enero de 2013.

    Colofón

    Medir el impacto del aumento salarial en Venezuela es un asunto que requiere un nivel de complejidad mucho mayor que el manejado en estas imprecisiones. Una de las dificultades estriba en el hecho de que el aumento salarial es autodestructivo; es decir, cuando se aumenta el salario, aumentan también pro rata parte los precios; empeorando las condiciones de los asalariados.

    ---

    Como medida coyuntural para minimizar el efecto inflacionario, el aumento salarial de 30% debe compensarse con un aumento combinado de la productividad y la producción en una proporción similar. Las proyecciones sugieren que el PIB venezolano aumentará menos de 1% este año (FMI). Así también, Venezuela permanece entre los países de menos productividad en Latinoamérica.

    ---

    En vista del escenario conflictivo predominante en Venezuela en lo que va de año y de la imposibilidad gubernamental de "controlar" las protestas, considerando los antecedentes populistas del gobierno y la fragilidad de su pervivencia política, es muy probable que se improvise otro aumento salarial durante el último trimestres de 2014, a pesar de que en el discurso oficial se niegue.

    ---

    El rescate del poder adquisitivo no se logra a través del aumento de los salarios, sino del control de la inflación. Para lo anterior, son más importantes las medidas que promueven el crecimiento del PIB y la aplicación de una política fiscal restrictiva, sobre todo del gasto público. Si no se hace eso, aquel lugar común de los pañitos calientes será cada día más común (y cada día los pañitos estarán más calientes).


    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario


    Lo + de la semana

    Lo + del mes

    Lo + del año