• Mi blog...

    viernes, septiembre 11, 2015

    Inflación 2015: El índice Arepa Hiperinflada (IAH)

    Siguiendo lo iniciado en el post en el cual les comenté sobre el Índice Pollo en Brasas [ver acá], les presento otro de esos “extravagantes indicadores” (digámosle así) con el que se ha venido llenando el irresponsable vacío informativo que genera el BCV al ocultar las cifras sobre inflación y escasez en Venezuela.

    Se trata del IAH (Índice de la Arepa Hiperinflada), o como se conoce en inglés Hyperinflated Arepa Index (HAI).


    El creador de este célebre indicador es el Economista y bloguero Miguel Octavio. Su propuesta ha tenido mucha repercusión en la prensa internacional, incluso ha aparecido en Wall Street Journal (véalo acá). Resulta que este colega, residenciado en Miami, visita regularmente Venezuela y suele, como es su costumbre desde niño, comerse unas arepas de "queso e´mano" en el mismo restaurante caraqueño. Durante los últimos meses decidió registrar los precios de las arepas debido a que nunca pudo conseguir que los precios se repitieran, durante ese periodo obtuvo las observaciones con las que decidió construir su conocido indicador.

    Este es el comportamiento del IAH en lo que va de 2015.


    Se pueden observar dos fases bien diferenciadas. Por un lado los cuatro primeros meses con un ascenso más o menos tímido, yo diría represado por los controles establecidos. Por otro lado, los últimos tres meses, la presión inflacionaria fue mayor que la presión del control de precios y se provocó una especie de “desbordamiento” (como cuando se rompe una represa). En siete meses el índice acumuló 163,16% de inflación; no es una anualización es el acumulado de siete meses.

    Ahora bien, retomemos el IPB y pongámoslo en la misma gráfica con el IAH.


    Es curioso el casi paralelismo que tiene el comportamiento de ambas series en términos de las variaciones porcentuales intermensuales. También llama la atención el hecho de que el valor acumulado final presenta una mínima diferencia.

    Esto puede significar coherencia en estos indicadores (por lo menos entre ellos).

    Aunque claro que es admisible cualquier cuestionamiento sobre la cientificidad de estos índices, la idea que transmiten refleja la realidad cotidiana que vivimos en la Venezuela inflacionaria del siglo XXI; y cuando el BCV se digne a publicar la cifras del INPC, como es su obligación legal, éstas no deberían estar muy diferenciadas de esta cotidianidad comprobable.

    -

    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario


    Lo + de la semana

    Lo + del mes

    Lo + del año