• Mi blog...

    lunes, enero 15, 2018

    Del cripto bachaqueo (al cripto guiso)

    Hace unos días presenté en este blog unas reflexiones sobre el Petro, su difusa naturaleza y la posibilidad de que termine siendo una cripto burbuja (ver ese post). 


    En aquel texto explicaba que el Petro tenia como meta "ser vendido en dolares" por lo menos en su emisión primaria, como un mecanismo de financiamiento alternativo ante el bloqueo financiero que el gobierno de los Estados Unidos impuso a Venezuela. Por tanto, no veo factible, y la verdad no tiene lógica alguna, que se venda en bolívares (aunque a veces la lógica se riñe con algunas decisiones del Gobierno).

    La razón es sencilla, el gobierno venezolano no necesita vender Petros para obtener bolívares; para eso ha institucionalizado la indisciplina monetaria. En otras palabras ¿qué necesidad tiene de complicarse con una criptomoneda, si es mas simple emitir excesivamente dinero (bolívares) inorgánico(s), como viene haciéndolo por mas de una década?

    Pero (como lo prometí al final de articulo anterior) a pesar de que veo improbable que los Petros se vendan en bolivares, quisiera exponer mis especulaciones en el caso hipotético de que eso ocurra.

    Comencemos recordando que el gobierno "marcó" arbitrariamente el valor inicial del Petro mediante una equivalencia con el precio del barril de petroleo venezolano. El detalle es que la expresión de ese precio, oficialmente, se hizo en dolares: por ejemplo, 61,30$ (supongamos al valor de hoy 15/01/18).

    Ese es el precio primario del Petro, que expresa no solo un monto, sino también la intención de querer venderlo para obtener la divisa norteamericana.

    Ahora bien, si una parte hipotéticamente se vendiera en nuestra moneda doméstica, lo primero que se tendría que hacer es transformar el valor primario, expresado en dolares, a bolívares; esto genera una pregunta interesante ¿que tipo de cambio se va a usar para la conversión?

    Particularmente descartaría el tipo de cambio derivado del dólar paralelo, el gobierno se ha declarado enemigo de este indicador; por tanto no queda otra opción, al ser la emisión primaria de Petros un asunto gubernamental, va a aplicarse el tipo de cambio oficial, es decir, el dolar DICOM.

    Suponiendo que el Petro cueste 61,30$ y conociendo a ciencia cierta que el tipo de cambio DICOM es de 11.311Bs/$ (al momento de escribir estas imprecisiones); entonces el valor de comprar en operación primaria un Petro (en bolívares) resultaría igual a 693.364,30Bs. (61,30$ x 11.311Bs/$).

    Sin embargo, una vez que el comprador posea ese Petro, puede venderlo en operaciones secundarias. A pesar de que el Gobierno ha anunciado tener muy vigilado el blockchain particular del Petro, estas ventas secundarias se pueden hacer en monedas distintas a las que usó en la compra, a tipos de cambio generalmente convenidos entre los vendedores y compradores, por transferencias bancarias y/o en carteras externas.

    Por tanto, el que se compró ese Petro, ahora puede venderlo a otro sujeto en dólares y sin limitaciones. Pero, ¿en cuantos dolares?. Seamos neutrales y supongamos que a la valoración inicial oficial, es decir a 61,30$.

    El asunto es que este señor acaba de transformar bolívares en dolares a través del Petro ¡al tipo de cambio oficial!.

    Posteriormente, él puede vender esos dolares al precio del mercado paralelo, es decir a 216.723,30Bs/$ (hoy), obteniendo una ganancia especulativa enorme.

    Al vender así sus dolares en el mercado paralelo, él habría transformado los 693.364,30Bs. que invirtió originalmente en 13.285.138,29Bs. (61,30$ x 216.723,30Bs/$). ¡El negocio del siglo!.

    Lo que acabo de presentarles es un esquema de estraperlo cambiario, en el cual un sujeto se aprovecha de los precios oficialmente controlados, sigificativamente inferiores al precio de equilibrio de mercado para adquirir bienes que luego vende a precio libre. En este caso, el precio controlado es el dolar DICOM y el precio de mercado* es el dolar paralelo. (Si mis amigos, un control cambiario es también un control de precios)

    En Venezuela al estraperlo se les llama "bachaqueo", este tipo de estraperlo, cometido gracias al control de cambio y a través del Petro (si acaso llegara a venderse en bolívares en su emisión) entonces pudiéramos llamarlo "cripto bachaqueo".

    PD. Si altero los supuestos del relato anterior y en vez de usar al dolar DICOM uso el dolar DIPRO (a 10Bs/$) el asunto se torna mucho mas extraordinario. ¡saque lápiz y papel y recalculelo!

    ¿y el cripto guiso?


    (Término que le robé con buena intensión a mi amiga Karen Requena)

    Como sostengo desde el principio, no veo mucha lógica en la venta primaria de Petros en bolívares, sin embargo, de llegar a ocurrir lo más normal sería preguntarse la causa. Evidentemente esta no sería la anunciada por el Gobierno (aquello de evadir las sanaciones de los Estados Unidos) porque para eso no sirven los bolívares.

    Lo único que queda por pensar, en el supuesto (casi negado) de que esto ocurra es que deseen aprovecharse del "cripto bachaqueo". Evidentemente sería una nueva forma de corrupción (sospecho que aún no tipificada en la leyes) que se sumaria al vasto inventario de mecanismos usados para aprovecharse indebidamente de los bienes de la república y la inocencia de los ciudadanos. Este nuevo modo de aprovechamiento especulativo es el "cripto guiso".

    No olviden que estos son solo supuestos, pero sirven como advertencia... 

    ----------------------------------------
    * NOTA: Digo precio del mercado y no precio de equilibrio del mercado, porque la existencia misma de controles afecta el equilibrio natural de los mercados, por eso, sin miramientos suelo decir que el dolar de mercado (sin controles) sería significativamente inferior al dolar paralelo actual.

    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario


    Lo + de la semana

    Lo + del mes

    Lo + del año