• Mi blog...

    martes, septiembre 04, 2018

    El 100% de "encaje legal" en las "reservas excedentarias"

    Ayer fuimos sorprendidos en Venezuela con una medida economica inesperada.

    Inesperada porque en ninguna de las alocuciones anteriores sobre el "plan de recuperación" se había asomado nada sobre "tocar" el encaje legal. Es más, este plan casi no contenía ninguna directriz de política monetaria, mas allá del reconocimiento del Presidente, en su primer anuncio, de que ya no se podía emitir más dinero inorgánico para financiar el déficit público (resultando esto una de mis principales críticas, porque eso no es ninguna "política", es el "debe ser", lo normal).


    Sin embargo, solo se llegó a contemplar algo de política fiscal: intentar bajar ese déficit aumentando los ingresos por la vía tributaria, algo tan lógico como insuficiente.

    --- 1 ---

    Lo primero que debo decir es que, hasta el momento en que escribo estas imprecisiones, el encaje legal ordinario, como tal, sigue igual, en el rango de 20% a 31% (del total de depósitos, según el tipo de deposito).

    Lo segundo es que la modificación del encaje es una instrumentación de política monetaria que, a diferencia de lo que expresan la mayoría de los medios, no "recoje" dinero, literalmente hablando; sino que reduce la capacidad de crear "dinero adicional" que tiene la banca, lo que los economistas llamamos "el multiplicador bancario" o "multiplicador monetario".

    El multiplicador bancario se puede calcular de manera sintética mediante la siguiente formula...

    m = 1 / w

    Siendo "m" el multiplicador, y "w" el encaje legal. Por tanto si el encaje es de 20%, el multiplicador sería 5; si el encaje es de 31%, el multiplicador será  3,22.

    ¿Qué significa?, (tomando como ejemplo el primero de los casos) algo así como que si ustedes depositan un BsS. en un banco este lo puede prestar hasta 5 veces, ¡el mismo BsS!. Lo que será equivalente a "crear" 4 BsS. (a esto se le llama "expansión secundaria del M2").

    Esto se basa en la ley de los grandes números (no todos sacamos todo el dinero al mismo tiempo, por tanto el banco "re-presta" lo que ya ha prestado varias veces).

    La razón por la cual los bancos quiebran si todos sus depositantes sacan "su plata" al unisono (en estampida) es por este mismo efecto multiplicador cuando opera en sentido contrario, ya que que el dinero "creado por los bancos" no existe en bóveda realmente. (A este mecanismo le dedicaré luego un post aparte. No se cuando, pero lo haré).

    Todo esto es legal, conveniente y correcto en todas partes del mundo porque genera sinergia en la intermediación de dinero. Esto quiere decir que permite que los niveles de inversión financiados sean superiores a los ahorros de las familias (OJO: en una economía normal).

    Ahora bien, los bancos centrales (o sus equivalentes) tienen la potestad de fijar el porcentaje de encaje legal, es decir, de "w", por lo tanto determinan el valor consecuente del multiplicador bancario "m".

    En épocas de inflación, lo correcto sería incrementar "w" para así reducir la cantidad de dinero que los bancos "crean" y en consecuencia evitar que ese dinero quirografario adicional presione la demanda de bienes y servicios y termine facilitando el aumento de precios (tal cual el dinero inorgánico que crean los gobiernos).

    Sin duda alguna, aumentar el encaje legal es un medida antiinflacionaria.

    --- 2 ---

    En Venezuela, por causas que todo el mundo conoce (y que son muchisimas), la gente no ahorra. Tampoco hay inversiones PRODUCTIVAS financiadas con intermediación (dentro del circuito económico interno, por eso es tan importante la inversión extranjera)  y , para colmo de males, la tasa de interés real es muy, muy, muy negativa (es lo peor).

    Esto determina que la mayor parte de los depósitos bancarios sean de grandes corporaciones o del sector público, no solo del gobierno sino también de otras instancias estatales, especialmente para pagar su "monstruosa nomina".

    Estos fondos depositados (operación pasiva para el banco) no van a tener salida (operación activa), por lo que se consideran excedentarios en la intermediación (sobran pues), entonces los bancos lo envían al BCV catalogándolos de "reservas excedentarias".

    Estas reservas excedentarias no son originalmente una forma de encaje porque los fondos de encaje quedan totalmente "congelados", es decir, no se pueden usar para nada (ni por los bancos, ni por el BCV). Mientras que las "reservas excedentarias" pueden ser usadas para adquirir títulos valores emitidos por el BCV, o "retirados" a discresión de los bancos y usados como respaldo para el financiamiento de créditos al consumo (y cualquier otro, pero en Venezuela es el crédito al consumo el que predomina).

    Analicemos estos dos usos:

    a) Compra de bonos: Representan una forma de endeudamiento interno.

    ¿Han escuchado alguna vez que el Gobierno puede usar tus ahorros para financiar el gasto público?, pues esta es la manera (si es que les es posible ahorrar). Con sus ahorros consolidados y transformados en "reservas excedentarias" los bancos compran estos bonos y, aunque al BCV solo le correspondería emitirlos para recoger dinero, termina financiando gasto público con ellos (ya saben, es Venezuela).

    Si no quiere reconocer que el BCV inconstitucionalmente financia el gasto del Gobierno, entonces debe saber que como reductor de la liquidez, estos bonos tienen un efecto "bola de nieve", recogen dinero a corto plazo, pero luego lo libera en mayor cantidad (con sus intereses); por eso tiene un efecto antiinflacionario muy dudoso.

    b) Financiamiento del consumo: Predominantemente a través de las "tarjetas de créditos". Esto es muy inflacionario, porque permite demandar lo que no se ha ganado (pero en inflación es muy bueno trabajar con crédito). Lo malo es que en este mecanismo también opera un "efecto multiplicador" (si tiene una tarjeta de crédito unas decenas de veces mayor que su salario entenderá que su poder de compra está multiplicado).

    Dentro de esto aparece el financiamiento a la compra de divisas, un negocio buenisimo porque la deuda se devalúa con la hiperinflación y los dolares se revalúan con la devaluación del Bs.

    Como ven el BCV estaba sosteniendo un sistema "descompuesto" ajeno a la realidad crítica e hiperinflacionaria que vive el país. Todo esto multiplicado por el multiplicador bancario (permitanme redundar).

    --- 3 ---


    ¿Qué acaba de hacer el BCV?

    Acaba de declarar al 100% de las "reservas excedentarias" como un encaje legal especial. ¡No ha modificado el encaje ordinario! (atentos con eso y con lo que dicen por todos lados). Es decir, está impidiendo que los bancos usen esos fondos, los cuales quedarán "congelados".

    De sopetón, si ustedes sacan la cuenta con la formula anterior, siendo w = 100%, se darán cuenta que el multiplicador es "1". Lo que significa que no existe efecto multiplicador bancario en esos fondos (ya saben que multiplicar por uno es como sumar cero).

    Esto implica que una parte del dinero "creado" por la banca va a dejar de existir y con este, también desaparece su efecto en los precios.

    Si bien esta medida afecta solo una porción de los depositos de los bancos en el BCV, es la porción más grande.

    Desde mayo de 2017 las "reservas excedentarias" se hicieron desproporcionalmente mayores al "encaje legal" (lo cual nunca debió ser). Para julio 2018 (última estadística disponible -en Bs de antes-) , las reservas excedentarias alcanzaron los Bs. 2,4 billones y el encaje legal Bs. 528.000 millones. (cifras super redondeadas).

    EN TEORÍA, nada que temer... El encaje especial funciona como un "deposito a plazo sin intereses" para los bancos en el BCV y legalmente el emisor no puede usar esos fondos para nada (bue... lo legal, ya saben lo que vale en este país).

    Inclusive "a priori" podemos decir que es bueno normalizar esta situación.

    --- 4 ---

    Con esta medida, ¿Va a tener éxito el BCV?

    NO.

    Es que resulta que el BCV no ajusta equilibradamente la tasa bancaria de interés y esto, a mediano o largo plazo, se puede revertir el efecto y terminar produciendo mas inflación que la que evitará en el corto plazo.

    ¿Cómo?

    Pues al esterilizarse las "reservas excedentarias" los bancos se van a ver forzados a reducirlas (porque necesita rentabilizar esos recursos). A corto plazo esto no les será posible, necesitan tiempo para ir "sacando" las reservas excedentarias del BCV (están congeladas, deben derretirlas primero).

    Lógicamente los bancos a mediano y largo plazo en su intento de "poner a producir" esos fondos, probablemente tratarán de dar mas créditos. Pero como el ecosistema de controles, las "medidas policiales" sobre las empresas privadas y los antecedentes de expropiaciones no van a permitir (de ninguna manera) que los inversionistas se arriesguen, esos créditos terminarían dirigiéndose al consumo (con todo y efecto multiplicador) probablemente con mayor fuerza que antes.

    Un incremento exponencial de crédito al consumo resultará altamente inflacionario.

    Es allí donde un encarecimiento de estos créditos se hace importante: Subir la tasa de interés disminuye la demanda de fondos prestables. Es necesario que la tasa de interés real se acerque a proporciones positivas.

    Actualmente en Venezuela el precio del dinero a crédito es menos que gratis...

    Recomendación final (para que no digan que soy pura crítica).


    1- Manténgase esa medida.

    2- Evalúese dinámicamente el porcentaje del encaje especial a las reservas excedentarias, de manera que quede una posibilidad de merma al posible incremento del crédito al consumo a mediano y largo plazo.

    3- Ajústese (aumente) progresivamente la tasa de interés con miras a su liberación absoluta y permítase la competencia bancaria.

    Ah! se me olvidaba, deje quebrar a los bancos pequeños e ineficientes (públicos o privados), teniendo cuidado de garantizar los fondos de los ahorristas. Venezuela tiene demasiados bancos para un mercado de intermediación tan pequeño y atrofiado.


    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario


    Lo + de la semana

    Lo + del mes

    Lo + del año