• Mi blog...

    domingo, septiembre 30, 2018

    ¿Y las casas de cambio pa' cuando?

    Los oligopolios son estructuras de mercado imperfectas, existen cuando concurren pocos oferentes (vendedores) en un mercado con un número relativamente mayor de demandantes. Dentro de estos destaca una subestructura especial: los duopolios (dos oferentes). Estos últimos se caracterizan por comportarse a largo plazo de una manera similar a los monopolios (aunque a corto plazo cabe la posibilidad de que favorezcan competitivamente al consumidor, esto no se da siempre).


    A veces estos duopolios no se presentan estrictamente con "dos" oferentes. En ocasiones algunos oligopolistas se unen para unificar su comportamiento (a esto lo denominamos "colusión" de mercado) para combatir al más fuerte. En ese caso, el mercado oligopólico se transforma en un campo de batallas entre dos. Cuando esta "colusión" se hace formal e implica una distribución del mercado entre todos los oligopolistas, en este caso se conforma un "cártel" (con el acento, por favor), y actúan directamente como un monopolio.

    En Venezuela, el control de cambio ha conformado un mercado cambiario duopolico (tipo Cournot, es decir interdependiente, lo que hace uno afecta al otro y viceversa).

    Uno de los oferentes de divisa es el estado (DICOM) y el otro es producto de la colusión de todos los otros oferentes informales de divisas (mercado paralelo) unificados a través de marcadores cambiarios digitales tipo DolarToday y AirTM. De esta manera DICOM y el paralelo compiten como pares...

    ¿Compiten?, si compiten, ¿por qué el precio no baja?.

    Les explico este caso particular...

    El precio más bajo de DICOM provocaría que el paralelo bajara (para competir), ya que lo mas lógico es que los demandantes compren el mas barato (el dolar es homogéneo, no se compite por calidad, solo por precio). Pero resulta que DICOM, al vender mas barato tiene que comprar más barato, mientras que el paralelo vende mas caro y puede comprar mas caro. (Podemos decir entonces que el mercado paralelo se alimenta con mayor facilidad). Por tanto, poco a poco, el inventario de dólares disponible para la oferta del paralelo se llena y el DICOM se va quedando sin inventario (digamosle así).

    Y sin inventario, aunque tenga un precio menor, el DICOM no podrá vender... (PDVSA está fuera del juego como proveedor de divisas debido a las dificultades financiera que tiene).

    Ese fue el error que mantuvo quebrado al DICOM antes del 20 de agosto, no fue capaz de formar oferta cambiaria (acumular inventario), por eso las subastas dejaron de liquidarse y hasta de realizarse. Con la devaluación del DICOM implícita en el "plan de recuperación" este sistema ganó competitividad, pero no dinamismo. Sin capacidad de reacción ¿por cuento tiempo será competitivo?

    En el largo plazo, el paralelo pudiera tener comportamiento monopolista, aunque el DICOM tenga un precio mas bajo...

    Es urgente que DICOM aumente la competitividad, esto solo será posible aumentando el precio del dólar (es decir devaluando) para formar inventario (oferta cambiaria)... porque el paralelo ya está volviendo a ganarle la competencia.

    Pero también urge romper la estructura duopolica que prevalece ¿Cuando aparecerán las 300 casas de cambio de las que se hablaron en la presentación del nuevo DICOM? ¿Cuando la banca va a comenzar las operaciones cambiarias como se prometió?...

    El mercado no espera...

    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario


    Lo + de la semana

    Lo + del mes

    Lo + del año